Hugo Sánchez: «Pido ser competitivos, independientemente del rival»

Hugo Sánchez Sánchez
El Director Técnico de Euskadi trabaja desde 2014 en mejorar la formación de los entrenadores y crear más actividades para elevar el nivel del balonmano vasco

Hace cuatro años que Hugo Sánchez Sánchez se hizo cargo de la Dirección Técnica de la Federación Vasca de Balomano —Euskal Eskubaloi Federazioa—. Desde entonces, el irundarra ha puesto en marcha multitud de inicativas para elevar, aun más si cabe, el buen nivel del balonmano en el País Vasco, que desgrana detalladamente en esta entrevista. Hugo es Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte por la UPV/EHU Vitoria-Gasteiz, y tiene un Máster en Alto Rendimiento Deportivo por el COE. Es entrenador Nacional de Balonmano y EHF Master Coach. Además tiene un Máster U. Formación del Profesorado (Ed. Física) por la Universidad Internacional de Valencia. Su trayectoria deportiva en el balonmano comenzó en 2011, como entrenador del Zarautz KE, juvenil masculino. En 2013 paso a entrenar la misma categoría en el CD Bidasoa Irún. Entre 2016 y 2018 ha sido entrenador del Bera Bera cadete masculino, cargo que ha compatibilizado con el de Seleccionador de Euskadi Cadete femenino, el de profesor en cursos de entrenador de la Federación Vasca y la dirección técnica de esta federación. En junio de este mismo año, pasó a dirigir al Amenábar Zarautz de División de Honor Plata Masculina.

¿Cuánto tiempo lleva como Director Técnico y cuáles son las líneas generales en las que ha fundamentado su gestión?

Llegué en septiembre del 2014 y desde entonces el trabajo se ha asentado en cinco puntos:

  • La formación de entrenadores era una gran necesidad en Euskadi. Desde septiembre del 2014 se han realizado 19 cursos monitor (nivel I), en coordinación con las Federaciones Territoriales de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa; 7 cursos territoriales (nivel II); 1 curso nacional (nivel III), en coordinación con la Escuela Nacional de Entrenadores de la RFEBM, además de diferentes clínics y charlas formativas.

  • Aumento del volumen de las actividades de selección y tecnificación. Con las selecciones de Euskadi se ha aumentado el número de sesiones y actividades con los equipos que van a disputar el CESA. Con las selecciones promesas se está trabajando con jugadores y jugadoras de primer año que no son seleccionados en los equipos que disputarán en CESA, pero que tienen opciones reales de participar en el siguiente.

  • Actividades de verano: se ha llevado a cabo dos campus de tecnificación (doble sesión de entrenamiento diaria); dos campus de balonmano y ocio (una sesión de entrenamiento diario + una actividad alternativa), y en este último año hemos conseguido que 300 jugadores y jugadoras practiquen el balonmano durante el verano en los cuatro campus que hemos organizado.

  • Visibilidad de las Selecciones Absolutas con la organización de partidos internacionales. Tengo que señalar que la ayuda del presidente Jose Manuel Ruiz de Cenzano es fundamental a la hora de organizar las actividades de las selecciones absolutas de Euskadi. Con la Selección Masculina se establece la organización de uno o dos partidos internacionales por año (en los últimos años se ha jugado contra Chile, Marruecos, Egipto y Túnez), y con la Selección Femenina,  algún partido internacional por año (en los últimos años Cuba y Angola) + participación anual en el Torneo IV Naciones (organizado rotativamente entre las Federación catalana, gallega y vasca), en el que además de esas tres federaciones participa una selección invitada (en último año Guinea).

  • Proyecto de excelencia deportiva del balonmano femenino: Contamos con un proyecto de tecnificación con la colaboración de la Fundación Basque Team, que tiene miras a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, con el que ayudamos a las jugadoras con posibilidades de estar en dicho evento. Para ello realizamos entrenamientos individualizados, complementados con jugadoras de proyección a más largo plazo. Por otro lado, incidimos en la preparación física de las jugadoras juveniles con proyección, aportando recursos materiales y humanos especializados en esta área, para que puedan realizar un trabajo de calidad aumentando la carga interna del trabajo ya realizado con el club.

¿Cuál es la mayor dificultad que encuentra a la hora de llevar a cabo su labor?

En Euskadi hay cuatro federaciones. Además de la vasca, contamos con las federaciones provinciales de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa. A pesar de que intentamos coordinarnos lo mejor posible, cada una tiene sus competencias, gestiona sus competiciones, actividades, etc. El trabajar de forma no centralizada a veces tiene sus complicaciones, y quizás, los recursos no se distribuyen de la mejor manera. Con esto no quiero criticar el trabajo de mis compañeros, ni de las federaciones provinciales. La realidad de organización territorial en Euskadi es diferente al resto del estado. La mayoría de las comunidades multiprovinciales trabajan con delegaciones centralizadas en la federación territorial de la comunidad autonómica, y en este sentido, a pesar de que pienso que nosotros nos coordinamos bastante bien, para algunos temas surgen ciertas complicaciones.

¿Está al tanto del trabajo de otras federaciones? ¿Hay algún aspecto del trabajo o recurso de otras federaciones que le gustaría incorporar a la suya?

Evidentemente. Hay federaciones territoriales que trabajan muy bien y que tienen unos recursos que dan envidia. Me gusta interesarme por el trabajo del resto, pero como he explicado antes, cada una tiene su realidad y algunas acciones serían inviables para nosotros. Hoy en día estamos dando los primeros pasos para realizar proyectos conjuntos con la Federación Navarra y departamentos del sur Francia que pensamos que enriquecerán nuestro balonmano.

Hugo Sánchez Sánchez

Hugo Sánchez Sánchez

¿Cómo ve la evolución del balonmano, especialmente el de base, en su Comunidad?

Pienso que el nivel de afición al balonmano, la cantidad de jugadores/as y el número de equipos es bastante alto. De hecho, creo que está tocando techo. ¿Podría jugar en Euskadi más gente a balonmano? Sí, pero hoy en día los clubes tienen verdaderos quebraderos de cabeza para conseguir pistas para entrenar y competir con todos sus equipos, sin entrar a valorar los problemas que tienen para cubrir con entrenadores esos grupos. La realidad de nuestros clubes es que prácticamente todos los equipos entrenan en media pista y, sobre todo en la base, con volúmenes de entrenamiento bastante bajos. Siempre he defendido que tiene que haber un equilibrio entre el volumen de jugadores de un club y la calidad de entrenamiento que se les puede dar, y desde hace unos años, creo que la balanza se está inclinando hacia lo primero. Me da miedo que la calidad de entrenamiento de nuestros jugadores y jugadoras baje más si seguimos en esta línea. Los clubes necesitan más horas de entrenamiento y mayores recursos económicos para seguir formando entrenadores y mantenerlos.

¿Cuáles son las señas de identidad que le gustaría que tuvieran sus distintos equipos?

Ser competitivos, independientemente del rival; saber adaptar la defensa a las diferentes situaciones y problemas que nos surjan durante el campeonato; no perder el control del partido en las transiciones, corriendo ordenadamente, sin “rifar balones” y manteniendo la concentración en los repliegues, y atacar sin adornos, buscando situaciones sencillas e intentando resorverlas.

¿Cuáles cree que serán las delegaciones más potentes en el CESA 2019?

Los últimos años “los cocos” han sido las selecciones catalanas y madrileñas. Pero bueno, creo que hay muchas comunidades que pueden ser competitivas ante sus selecciones, y nosotros trabajamos para ello.

¿Se marca algún objetivo de su delegación en cuanto a medallas o puestos?

Sabiendo lo complicado que es, intentaremos tener a las seis selecciones en los cuartos de final. A partir de ahí, a la guerra y esperemos que alguna pueda volver con medalla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *