Pablo Perea: «Nuestro juego debe basarse en principios que permitan viveza y alegría»

Pablo Perea, durante una concentración de las Guerreras Promesas.
El Director Técnico de la Federación Andaluza espera meter a sus tres equipos masculinos en las medallas y a los femeninos en el Campeonato en el próximo CESA

Pablo Perea Villena se incorporó a la Dirección Técnica de la Federación Andaluza de Balonmano en febrero de 2018 y tiene muy claras las bases sobre las que asentar el trabajo para reforzar el área técnica. Este paduleño de nacimiento es Doctor en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte por la Universidad de Granada, Máster Coach EHF y Entrenador Nacional de Balonmano. En su trayectoria, ha ganado dos medallas de bronce en Campeonato de España Universitario con Universidad de Granada. Con la selección andaluza ha conseguido un oro y dos platas en el Campeonato de España con el infantil femenino, además de una plata y un bronce con el cadete femenino. Actualmente es, además, seleccionador nacional de las “Guerreras Promesas“.

Con mucha claridad, Perea expone las líneas básicas de su gestión: «Pretendo aumentar la cantidad y la calidad de nuestro programa de tecnificación y esto pasa por potenciar el trabajo desde la esencia de nuestras ocho provincias». Algo que no es fácil en una Comunidad tan grande como Andalucía en la que hay «núcleos de balonmano que distan unos seiscientos kilómetros (distancia aproximada de Lepe a Carboneras)», explica el Director Técnico andaluz. Muchos puntos que controlar en su propio territorio, con un ojo puesto en el trabajo que se hace en otros: «Mantengo contacto con diferentes directores técnicos e intercambiamos opiniones y puntos de vista acerca de la organización y desarrollo de esta labor», admite. A lo que añade le gustaría «incorporar la figura del Delegado de equipo», como ya existe en otras federaciones, «un aspecto que —apunta— aún no hemos conseguido en nuestra Federación Territorial».

El balonmano femenino, estancado

Pablo Perea, gran conocedor de las categorías inferiores gracias a su trayectoria profesional, ha visto cómo la evolución del balonmano base en Andalucía ha dejado «una gran diferenciación en los últimos años entre la parcela masculina y la femenina» que se concreta en estar actualmente «algo estancados en categorías femeninas». No obstante, poco a poco, «con la colaboración de clubes y delegaciones territoriales estamos aumentando el número de licencias federativas», aclara. Sin duda, un buen «punto de partida para una mejora en un futuro a medio plazo».

No obstante, la situación que define el paduleño en su Comunidad es una réplica, a su juicio, de lo que sucede en los equipos nacionales: «Por un lado, vemos como cada verano, las selecciones masculinas están en lo más alto del medallero mientras que con las femeninas nos está costando estar entre los ocho primeros», lamenta. Aun así, Pablo remarca «el gran trabajo que desde departamento de deporte base de la R.F.E.BM., se está intentando desplegar».

Pablo Perea Villena.

Pablo Perea, con el bronce del cadete femenino del CESA 2016.

Juego vivaz para los equipos andaluces

Con un grupo de entrenadores jóvenes pero experimentados, la delegación andaluza buscará estar en los puestos de honor en el próximo Campeonato de España de Selecciones Autonómicas 2019 en Valladolid: «Estamos haciendo hincapié, en aspectos actitudinales y de toma de decisiones en todas las fases del juego así como fuera de la pista», detalla Perea. «Nuestro juego debe basarse en principios que promulguen acciones proactivas que nos permitan viveza y alegría para imprimir velocidad, sin llegar a la precipitación», completa.

Unas señas de identidad que espera que se impongan a las de aquellas que considera las selecciones más potentes a priori: «Por cantidad de trabajo creo que las tres federaciones más potentes deberían ser Cataluña, Comunidad Valenciana y Madrid, sin olvidar a Euskadi y Galicia», anticipa el andaluz, recondando que tradicionalmente «el cartel de favorito lo suele llevar implícito el organizador, así que Castilla y León entra en mis quinielas», agrega.

En cuanto a sus opciones, y siendo consecuente con su propio análisis del balonmano base en Andalucía, para el CESA 2019 se marca como «objetivo para las tres selecciones masculinas, estar en la lucha por las medallas», mientras que «las selecciones femeninas buscarán el objetivo de tener plaza en Campeonato», espera, teniendo en cuenta que la infantil y juvenil partirián de Copa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *